viernes, 14 de octubre de 2011

SUAVE LASAÑA DE MORCILLA


Tengo que decir que esta receta con el mismo nombre y elaboración, está en la carta del Restaurante Cúrcuma (Toledo), y os puedo asegurar que es un plato que nos proponen tanto para almuerzos, como para cenas. El adjetivo "suave" pudiera ser contradictorio aplicado a la morcilla. No lo es. En verdad, tanto su elaboración, como la bechamel y la pasta hacen de este plato, por su suavidad, muy acertado para cualquier almuerzo o cena. 


INGREDIENTES PARA UNA LASAÑA PARA 4 PERSONAS

* Un paquete de pasta de láminas para lasaña: Normalmente utilizo la de Mercadona, siguiendo fielmente las instrucciones de preparación/cocción del fabricante.
*  2-3 morcillas de cebolla. Las que habitualmente utilicéis para otros guisos. En casa utilizamos las de MAKRO. Para mí, son excepcionales.
Cucharada y media de harina.
* Una nuez de mantequilla.
Leche entera (Puede ser semidesnatada, si queremos quitar calorías al plato).
Una ralladura de nuez moscada.
* Sal.
* Queso Parmesano rallado.

UTENSILIOS.
Una sartén grande, para hacer la bechamel.
* Una sartén mediana o pequeña para la morcilla.
Una fuente que podamos meter en el horno.

PREPARACIÓN

1. Poner las láminas de pasta en agua como marca el fabricante. Procurando que la pasta quede "al dente".

2. Deshacemos las morcillas quitándoles la tripa. Las ponemos en la sartén (sin añadir nada de aceite y las deshacemos, nos ayudamos con un buen chorro de leche. Reservamos.

3. Elaborar la bechamel:
- Ponemos la mantequilla en la sartén. Esperamos a que se funda.
- Añadimos la harina tamizada. Integramos y cocinamos un ratito  con la mantequilla.
- Añadimos poco a poco la leche y removemos continuamente para evitar que nos salgan grumos.
- Añadimos la ralladura de nuez moscada. Rectificamos de sal.

- Cuando tenga la textura deseada apartamos y apagamos el fuego. (Mas vale dejarla más bien licuada, pues cuando enfría, se endurece).

4. Montar la lasaña:
- En la fuente ponemos un poco de bechamel en el fondo de la fuente.
- Colocamos dos o tres (dependiendo de la fuente) las láminas.
- Encima de las láminas vamos extendiendo la morcilla y un poco más de bechamel.
- Volver a colocar las láminas de pasta.
- Mismo procedimiento.
- Colocar un par de capas más.
- Terminar con bechamel y el queso parmesano rallado.

5. Horno precalentado a 220º. 10 minutitos, hasta que esté doradita.


DE DIEZ!!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.