viernes, 14 de octubre de 2011

LA EXQUISITA SENCILLEZ: RESTAURANTE CÚRCUMA (TOLEDO)



El día 26 de Julio, mi familia y yo celebramos el cumpleaños de nuestro hijo pequeño: Juan Carlos. Ya 12 añitos, ¡quién lo diría!. 
La idea era ir a cenar a un restaurante en Toledo.
Mi hijo pequeño es un gran amante de los sabores  (le gusta probar de todo) y de la buena cocina; mi hijo mayor, también, pero es un poco más selectivo; es muy reacio a probar cosas nuevas en cocina. Se inclina más por los sabores sencillos y tradicionales.
A mi mujer le gusta la cocina bien hecha, sencilla y con toques de modernidad. Y a mi... qué os voy a contar...
Con estas premisas había que elegir un restaurante que diera respuesta a todos los gustos. Conozco muchos restaurantes en Toledo, y pensando que estaría muy bien cenar al aire libre en un lugar selecto, coqueto y tranquilo...No lo dudé...RESTAURANTE CÚRCUMA... 
Esta es la entrada del Restaurante Cúrcuma. El RESTAURANTE CÚRCUMA se encuentra situado en el centro del Casco Histórico de nuestra ciudad. En la Calle Tendillas, y junto al Museo de los Concilios. Esta ubicación privilegiada permite que llegar hasta el restaurante sea un breve desplazamiento a pie desde cualquier punto del centro cultural o administrativo de la ciudad.

UN RESTAURANTE QUE DEJA HUELLA.

La verdad es que no era la primera vez que había estado en este extraordinario restaurante, pero por lo que conocía de él, pensaba que podía ser la mejor opción, y así fue... Mi mujer, mis hijos y yo, salimos encantados. Había que ver a mi hijo pequeño hablando de los sabores de cada uno de los platos y...mi hijo mayor hablando de lo bien cocinado que estaba todo y lo bien que había cenado.

Os animo a que llevéis a vuestros hijos a los restaurantes...y si son de la altura de Cúrcuma, mejor. Aprovechad el momento para que sea un momento educativo. Hacedles ver, cómo está dispuesta la vajilla, su decoración, cómo se colocan los cubiertos, las copas, la música....y cómo no, el noble arte de degustar y comer con verdadera pausa y decoro: cómo se cogen los cubiertos, cómo se coloca la servilleta...etc.

Acabo de consultar la página web que tiene el restaurante y me parece muy completa: Podéis ver la carta con los precios (en 10 años han cambiado platos, pero muchos se mantienen), los platos comentados, las fotografías de los salones y de la terraza...etc. El enlace: www.restaurante-curcuma.com

En esta página, también, podréis leer el saluda que hace el gerente del restaurante (persona amabilisima que te atiende personalmente), en el que llama la atención la filosofía del restaurante, algo que podréis comprobar y que consiguen con cada cliente...si visitáis El Cúrcuma, os daréis cuenta que hacen lo indecible por: "La satisfacción integral del cliente". 

En fin, en El Cúrcuma viviréis, en el mejor entorno posible, la exquisita sencillez.
Esta es la terraza del Cúrcuma. Un sitio donde todavía podemos "pisar" tierra sin cemento. Con ello y con la cuidada vegetación consiguen "un microclima" que permite estar muy a gusto, cenando. Os aseguro que la temperatura por las calles de Toledo no era la misma.

EL INTERIOR

El local fue antaño una fábrica de mazapán. La transformación a restaurante se realiza con una importante remodelación de sus instalaciones, manteniendo la estructura y el ambiente de una casa antigua toledana, pero mejorada en confort y ambientación
En la web del restaurante podréis ver fotos mejores, pero incluso en esta foto se puede apreciar la exquisita y a la vez, sencilla decoración del restaurante Cúrcuma.

LA MARAVILLOSA CENA

La cena empezó, sin estridencias, como es costumbre: un aperitivo a base de lacón marinado con aceite y pimentón y unas tostadas de sobrasada.
Mi mujer se pidió una cerveza y a mi me pusieron un vino blanco de la tierra semi-seco, afrutado, muy fresquito. 
Mis hijos dieron buena cuenta del aperitivo.
Lacón aderezado con pimentón de la vera y aceite de los montes de Toledo y tostadas con sobrasada.

PEDÍ UN VINO. SENCILLO: Finca La Estacada 2009.

Vino con 6 meses de roble.
Me pusieron una cubitera con hielo para ajustar la temperatura.
Acompañó muy bien toda la cena.

LOS ENTRANTES. EL JAMÓN DE PATO

JAMÓN DE PATO.
- Una exquisitez, lo elaboran ellos mismos con un toque ahumado que no te deja indiferente. 

CROQUETAS DE PERDIZ

Auténticamente caseras, de buen tamaño y con un suave sabor  a guiso de perdiz.
En la foto faltan dos croquetas. Las que cogieron cada uno de mis hijos antes de hacer la foto.

SUAVE LASAÑA DE MORCILLA

La finísima pasta, junto con la suavidad de la bechamel, hacen que este plato se pueda degustar como entrante de cualquier cena. No empacha...no empalaga, ... sencillamente... suave.

LOS SEGUNDOS PLATOS

Como se puede observar en las fotos son platos con una proporcionada cantidad. Vamos que no te quedas con hambre. 

Pedimos uno diferente cada uno de nosotros:

BACALAO CON PISTO MANCHEGO
Lomo de bacalao pochado despacito,despacito en aceite de oliva y acompañado del típico "pisto manchego" pero con un toquecito de pil-pil, que le aporta un toque más personal.

LOMO DE JABALÍ MARINADO A LAS HIERBAS.

Lomos de jabalí de los Montes de Toledo. Bien limpios de nervios, cortados finitos y puestos en adobo con aceite de oliva, pimentón de la Vera, finas hierbas y finalmente pasados por la plancha. Acompañamos de unas ciruelitas al vino tinto.

PIERNA DE CORDERO ASADA
Mi hijo mayor, que de lo que le gusta...hay que echarle de comer a parte, se pidió una pierna de cordero asada. Le dieron a elegir entre pierna o paletilla.

Pierna de cordero asada a fuego lento con cebolla caramelizada y patatas panadera. Una delicia.

MUSLO DE PATO CONFITADO

Acompañado de ciruelitas caramelizadas, pimiento de piquillo y patatas panadera.
Riquísimo.

LOS POSTRES

Pedimos dos postres al centro de la mesa...aunque fueron nuestros hijos quienes prácticamente se lo comieron.

EL TIRAMISÚ
De preparación casera, como todos los postres de este restaurante, una delicia. Es uno de los mejores tiramisú que he podido probar.  

FRESONES CON CHOCOLATE CALIENTE

Fresones servidos con salsa de chocolate caliente y fundido. Te los pueden cambiar o mezclar con las frambuesas y acompañarlos de un poco de nata montada.

(Disculpas por las fotos de los postres, en las que no se aprecian el verdadero contrastre de color)

Después de los postres hubo sorpresa por parte del gerente del restaurante.
Pues, eso. Todo un detalle. 
Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.