sábado, 15 de octubre de 2011

EL CANFORRALES Y EL GUISO DE COSTILLAS CON PATATAS



Este plato combina perfectamente con un vino como este. Probadlo y ya me contáis. Antes de ponerse manos a la obra, debemos meter el vino en la nevera. Este vino me gusta servirlo fresco y que vaya atemperándose en la copa.
Este guiso, lo aprendí de mi madre, pero creo que después de 20 años, sin utilizar su receta a rajatabla, os garantizo que su guiso y el mío no se parecen en nada.
Es un plato condundente, en el que tenemos que vigilar no añadir más grasa de la que ya tienen una carne como las costilla de cerdo.
En mi casa, desde luego, incluso en verano no renunciamos a un plato de cuchara. El secreto, creo que está en no "ponerse morao".
Os cuento cómo lo hago. A mi mujer le encanta. La tengo que frenar, porque se pasa siempre. 

INGREDIENTES PARA 5-6 PERSONAS.
* 1 kg de costillas de cerdo.
* Una cebolla
* Un pimiento verde.
* 2 zanahorias
* 3 o 4 tomates secos (tomatillas ¿os acordáis de la sobrasada vegetal?)
* Un tomate.
* Un vaso de vino blanco.
* Media cabeza de ajos.
* Media cucharadita de pimentón de la vera (Si es semi-dulce, mejor)
* Un poco de nuez moscada.
* Pimienta molida.
* 1Kg 250g de Patatas.
* Dos hojas de laurel.
* Una cucharada pequeña de pimentón dulce de la Vera.
* Guindilla al gusto (podemos prescindir de ella)
* Aceite de Oliva Virgen Extra.
* Agua.
* Sal.


UTENSILIOS
* Olla, cacerola grande donde quepan los ingredientes.
* Una paleta de madera, para mover los ingredientes.

ELABORACIÓN
1. Lavar las costillas al chorro del agua. Se que puede resultar raro, pero esto es una manía de mi madre: "Juan Carlos...cuando hagas guisado de costillas, lávalas, que esa  carne está muy manoseada...". No lo hago con ningún tipo de carne, pero con las costillas sí. Y no sé por qué. Salpimentarlas.
2. En un cazo ponemos agua (filtrada) con sal y lo llevamos al fuego, cuando empiece a hervir, bajar el fuego y mantener caliente.
2. Poner la cacerola al fuego con 4-5 cucharadas de aceite. No más.
3. Mientras el aceite se calienta picar fina la cebolla. Añadir al aceite.
4. Echar una pizca de sal, para que se poche la cebolla antes y mejor.
5. Cuando veamos que la cebolla se pone transparente, añadir las costillas y rehogarlas bien, deben quedar doraditas.
6. Añadir el pimiento cortado como queramos, las zanahorias y las tomatillas. Seguir rehogando.
7. Añadir la cucharada de pimentón. Rehogar.
8. Añadir el vino. Reducir.
9. Añadir las patatas, que previamente habremos pelado y cortado (chascado, más bien) y hemos reservado en agua, para que no se oxiden.
10. Añadir el pimentón. Un último rehogo, con las patatas.
11. Añadir el agua caliente.
12. Machacar el ajo en el mortero con la nuez moscada. Añadir al guiso.
13. Poner el tomate entero y las hojas de laurel.
14. Llevar a ebullición, cuando esto ocurra bajar el fuego, probar de sal y tapar la cacerola. En 30 -35 minutos, estará cocida la patata, con lo que el guiso estará hecho.
15. El último paso es sacar el tomate y triturarlo en el mortero y añadirselo al guiso.
16. Reposar 5 minutos. Servir. Cuidado que engancha.

DE DIEZ!!!

¡buen provecho!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.